Namasté querida

 

Hoy traigo para ti un ritual súper bonito, femenino, místico y mágico, yeeeiii.

 

Desde tiempos inmemoriales las flores han sido parte de rituales, celebraciones y ceremonias, pues son símbolo del principio femenino, son símbolo de amor, belleza, inocencia, misterio, alegría, color, vida, abundancia, apertura y de la renovación constante e infinita del Universo.

 

En algunas tradiciones incluso se dice que las flores provienen de una dimensión pura, es decir, del akasha y que concentran todos los elementos: fuego, tierra, aire, agua y éter, así que irradian tal energía que cualquier espacio o ser a su alrededor se armoniza, de ahí también el concepto de flor de la vida.

 

Y justamente vamos a renovar y transformar nuestra energía a través de todas estas propiedades realizando este baño ritual con el que vas a experimentar un refresh a nivel mente, cuerpo, emociones y espíritu.

 

TE PUEDE INTERESAR LEER: 5 RITUALES PARA LLENAR DE ENERGÍA TUS MAÑANAS

 

Te lo voy a compartir tal como lo hice yo; pero como siempre, te invito a dejarte guiar por tu intuición y si te indica que cambies algo hazlo, por ejemplo yo ocupe rosas, pero tú puedes ocupar otra flor y del color que quieras, ocupe tres con la intención: “por mi pasado, por mi presente y por mi futuro”, elige el número con el que más vibres; también ocupe romero, pero tu puedes usar ruda, lavanda o lo que te diga tu corazón, de hecho así elegí los cuarzos, puse enfrente los que tenía y los elegí con los ojos cerrados a como me iban vibrando, también déjate guiar, por ejemplo, quizá quieres ruda, pero solo encuentras manzanilla, lo que encuentres es lo que es para tí y es perfecto, sólo confía.

 

Y ahora si, vamos al paso a paso.

 

INGREDIENTES

 

 

Vas a requerir lo siguiente:

1 lt de agua mineral o purificada

3 rosas del color que quieras

1 ramita de romero

1 palito de canela

Tus cuarzos favoritos

Palo santo o incienso

1 vela blanca

Cerillos

¼ taza de azucar

 

 

 

PASOS A SEGUIR

 

  1. Pon el agua a hervir a fuego bajo o medio, mientras realizas los siguientes pasos.
  2. Siéntate en un lugar cómodo y tranquilo (quizá frente a tu altar si es que lo tienes), pon música suave de tu agrado. Visita nuestra sección de música y descubre nuestras playlists AQUÍ, te recomendamos para este ritual la de Conexión, puedes también poner un difusor con aceites esenciales, el chiste es que estés a gusto.
  3. Enciende la vela poniendo tu intención, es decir, el ¿Por qué y para qué? Estás realizando este ritual y agradece la oportunidad de realizarlo, agradece lo que venga a tu corazón y a todos los elementos presentes.
  4. Vas a pasar por el humo del fuego y del palo santo todos los ingredientes (Flores, romero, canela y cuarzos) dejando que cada uno te indique lo que quiere aportar a tu camino, escúchalos en tu silencio interior.
  5. Una vez que estén “limpios”, agrega los pétalos de las flores, el romero y la canela al agua, que para ese punto ya va a estar hirviendo y déjalos ahí por 5 minutos.
  6. Retira el elixir del fuego y llevala a tu baño junto con los cuarzos (una vez que enfríe un poco los vas a agregar también).
  7. Báñate de forma normal y al final de tu ducha exfóliate con el azúcar.
  8. Al finalizar tu baño vierte el elixir de flores sobre tu cuerpo desde la cabeza, teniendo siempre presente tu intención y disfruta el olor, la sensación sobre tu cuerpo y observa cómo te aporta más luz y energía, no te enjuagues ni te seques, deja que tu cuerpo absorba el elixir. Si tienes la oportunidad de bañarte en tina, vierte el elixir en agua limpia y luego de exfoliarte con el azúcar disfruta del agua.
  9. Cierra con gratitud y con la certeza de que tu intención está hecha.

 

Confió en que disfrutarás este baño y que además elevarás tu vibración cada que lo realices, no dejes de contarme cómo te sentiste a realizarlo y de qué forma renovó y cambió tu energía.

 

Con Amor

 

Nayeli Acevedo

Fundadora de Corazón Holístico