La primera vez que olí Palo Santo fue en un temazcal, y desde ese momento me enamoré de su olor místico, suave pero poderoso; y desde ese entonces, ha sido parte no sólo de momentos muy importantes en mi camino interior, sino de mí día a día.

Mis mañanas y noches son mágicas cuando acompaño mi meditación con Palo Santo, y es por ello que quiero compartirte su magia en este artículo.

 

¿De dónde viene el Palo Santo?

También se le conoce como Madera Sagrada, estos árboles son de la región de Sudamérica, pero hay especial riqueza de ellos en Perú; la magia del Palo Santo es que, solo hasta 3 o 4 años después de que el árbol  ha muerto de forma natural, es cuando manifiesta sus propiedades.

Su olor tiene notas que nos recuerdan al incienso, cedro, limón, eucalipto y un sutil toque de menta.

Propiedades del Palo Santo

  •  Favorece los estados de conexión interior e introspección, especialmente en meditación y oración.
  • Purifica tanto los espacios físicos, objetos como nuestro cuerpo físico y energético de energías densas, equilibrándolas y armonizándolas.
  • Reduce el estrés, la ansiedad y depresión llevándonos a niveles de profunda relajación.
  • Aclara nuestra mente, energía y emociones.
  • Ideal para su uso en sesiones de Reiki, Yoga, Masajes, Gemoterapia o terapias alternativas.
  • Aumenta la sensación de calma y tranquilidad tanto en nosotros como en el espacio en el que se encienda.

  • Limpia cuarzos, cristales, amuletos, elementos de nuestro altar u objetos de personales de poder.
  • Funciona como repelente de mosquitos
  • Estimula la dulzura y la capacidad de dar y recibir amor.
  • Estimula la creatividad y el buen humor.
  • Los incas lo usaban para atraer la buena suerte y a modo de protección.
  • Se dice que incluso tiene propiedades afrodisíacas.
  • Recientemente se han descubierto importantes beneficios de su uso a nivel físico,  como propiedades diuréticas, depurativas, antirreumáticas, antisépticas, antihongos, antisépticas y antivirales, ayudan a prevenir gripes, alteraciones estomacales, en el hígado, mamas y piel, sobre todo al usar su aceite esencial.

Cómo usar el Palo Santo

  • En su forma tradicional son palitos de madera, que puedes encender con una vela o cerillo.
  • Se deja en la flama por 20 o 30 segundos y se apaga agitándolo con la mano, esto generará el humo espiritual, que se puede pasar por el cuerpo o el espacio a armonizar.
  • También simbólicamente el humo eleva nuestras oraciones al Universo, así que puedes poner una intención al momento de encenderlo, confiando en que tu oración llegará a donde tiene que llegar.
  • Se puede dejar que siga emanando su olor aún encendido, en un recipiente de cerámica o a prueba de fuego y podemos sentarnos o acostarnos a disfrutar de su aroma y misticismo.
  • También hay algunas presentaciones muy prácticas de Palo Santo a modo de varitas de incienso.

 Confío en que si aún no has olido el Palo Santo te vas a enamorar en cuanto percibas su aroma y si ya lo conocías ahora conoces más de su origen y beneficios.

Con Amor

Nayeli Acevedo

Fundadora de Corazón Holístico