Muchas veces creemos que comunicarnos con El Universo es como hablar en chino mandarín o en un idioma secreto  o peor aún,  nos sentimos frustrados porque nos dijeron que se debería sentir esto y aquello o que debería de ser de tal forma, pero la realidad es que  El Universo está en constante comunicación con nosotros y siempre responde a todas nuestras preguntas de una forma simple y sencilla en la que podamos entender. Es por eso que el día de hoy te quiero compartir un poco sobre cómo fue mi proceso para entender ¨el idioma¨ de El Universo.

Todo empezó así: hace siete años conocí a mi primera maestra en meditación, ella me enseño a conectar con mí ser superior, con mi imaginación y mi poder creador. Al principio todo me era muy difícil, me era difícil ver, sentir y concentrarme en las meditaciones y me perdía pensando en mil cosas que no tenían nada que ver con lo que estaba haciendo. (Creo que esto nos pasa a la mayoría y es absolutamente normal!!) Con el tiempo y con la práctica empecé a concentrarme, seguir las meditaciones de principio a fin y tener mayor claridad en lo que estaba visualizando durante la meditación.

Conforme iba practicando me di cuenta que me era más sencillo, ya empezaba a ver, a sentir y profundizar en mis meditaciones sin quedarme dormida o divagar en mis pensamientos. Un día mi maestra abrió un taller de Sanación con Ángeles (obvio me inscribí!) Y ese fue el primer taller que me abrió las puertas a un camino de autoconocimiento. En ese taller aprendí a comunicarme con mis Ángeles, Maestros y Seres de Luz que me acompañan. Muchas veces me sentí frustrada por que yo pensaba que no recibía ninguna respuesta, pero con paciencia y práctica aprendí a sentir la energía de los Ángeles y la manera en que ellos se comunican conmigo, a través de corazonadas, mensajes escritos, olores, luces o a través de otras personas. Nunca se comunicaron conmigo con un idioma rimbombante como me dijo mi maestra. Y no quiero decir que este mal, simplemente los Ángeles y yo encontramos nuestra propia forma de comunicarnos.

***TE PUEDE INTERESAR LEER:  Descubre tu Misión de Vida 

Después de este gran paso empecé a tomar otros tallares y cursos, uno de ellos fue el de Lecturas de Registros Akashicos. Este curso me dirigió a un mundo de infinitas posibilidades. Aquí aprendí a confiar en todos los mensajes que yo recibía, por más extraños que parecieran. Y fue así como Los Registros me enseñaron a comunicarme con ellos de diferentes maneras, por ejemplo: mediante imágenes, sentimientos,  reacciones en mi cuerpo físico o con pensamientos que resuenan en mi corazón.

El Universo se comunica con nosotros de diversas formas que sea significativas para nosotros, de nada serviría que nos hablara en un idioma extraño si no lo vamos a entender.  

Con el paso del tiempo, llego a mi vida una hermosa maestra, ella me enseño el arte de vivir en la pregunta, ¿qué quiero decir con esto? Sí, me enseño a preguntar a El Universo todo y sobre todo. Con estas herramientas aprendí que si haces una pregunta exacta a El Universo, El Universo te entregara una respuesta exacta, tan exacta como un SI o un NO. Esto me ayudo a estar más atenta a las respuestas que el Universo me da constantemente, porque muchas veces las respuestas no son inmediatas. Dios nos da las respuestas cuando estamos totalmente preparados y en completa permisión  para recibirlas, por eso es que hay que estar muy atentos.

Y fue así que descubrí mi propio idioma y mi propia forma de comunicación con El Universo. Tal vez el tuyo sea diferente, tal vez tú tengas otros códigos, otras formas que son efectivos para ti, pero si aún no los encuentras o vas empezando, te dejo unos tips que te pueden ayudar

1. Calma tu mente

Respira profundamente tres veces y trata de relajar tu cuerpo y tu mente para que puedas estar más atento a los mensajes. Meditar es una buena opción.

2. Enfoca tus preguntas

Trata de evitar las preguntas de ¿Por qué a mí? ¿Qué hago? ¿Qué debo elegir? Esto es porque El Universo no puede intervenir en tu libre albedrío y por lo tanto no puede decidir por ti. Mejor cambia las preguntas a ¿Qué es lo que debo aprender con respecto a esta situación o persona? ¿Cuáles con las posibilidades infinitas de que yo pueda hacer esto?

3. Sé paciente

Ten paciencia para recibir las respuestas, a veces no recibimos repuesta en el momento, puede ser que te respondan al final del día o en 1 semana y si crees que aún no has recibido respuesta, vuelve a preguntar.

4. Mantente atento

Puede ser que te den la respuesta en tus sueños, con una canción, con un libro, a veces llegan personas extrañas en la calle y te dicen algunas palabras de aliento o te encuentras con frases repetitivas. Hay personas que me han dicho que pueden escuchar una voz respondiendo. Pon atención a tu cuerpo, donde te duele, que emoción sentiste al hacer la pregunta. Percibiste algún aroma, tuviste alguna visión. Esto depende directamente de ti y de cómo tú quieras establecer la comunicación con El Universo.

5. El Universo te responde

Es muy fácil confundir las respuestas del Universo con nuestro propio Ego. Sabrás que es un mensaje del Universo cuando ¨te caiga el 20¨, te sientas con alivio y cuando resuene en tu corazón. Cuando hayas identificado esto, no te quedara ninguna duda.

6. Practica

Como dicen por ahí, la práctica hace al maestro y en este caso no la excepción. Mientras más preguntes, las respuestas tendrán mayor fluidez y estarás en mayor conexión  con el Universo.

Recuerda que no necesitas hacer cosas fuera del otro mundo para comunicarte con El Universo, los Ángeles o tus Maestros Espirituales, esa conexión y ese Idioma lo estableces tú, permitiéndoles la entrada a tu vida y recibiéndolos con el corazón.

Ahora, cuéntame tú cuales es el idioma que usas para conectarte con El Universo.

Con Amor

Atzin Flores

Namasté