Entre la Astronomía y la Biología está la Astrología, pues a medida que se iban conociendo los planetas por los seres humanos también se preguntaban qué relación tenían éstos con el destino y la forma de vida.

En la antigüedad, observar durante los días y noches al sol y a las estrellas dejó un sinfín de conocimientos matemáticos sobre cómo era el movimiento de los planetas y la afectación que tenía de acuerdo con cada persona.   Hay evidencia (pinturas rupestres como la cueva de Altamira) de que desde la Prehistoria nuestros antepasados miraban al cielo en busca de respuestas relacionando la vida cotidiana con las fases de la luna y hasta los ciclos de fertilidad, la siembra, la caza y la cosecha.

La Astrología era la ciencia de aquellos días, porque podían advertir a los reyes y monarcas de esa época a través de la predicción y así, durante mucho tiempo más fueron perfeccionando las técnicas para la interpretación.   Lo interesante es que la Astrología era solo utilizada por unos cuantos, personas que tenían acceso a los libros, y en aquellas épocas de Babilonia solo eran reyes y maestros.

No fue hasta finales del siglo XX que la Astrología se renovó con el New Age y en definitiva, llegó para quedarse pues gracias a varios Astrólogos visionarios que son reconocidos en el mundo occidental que se comenzó a cultivar el interés con los horóscopos que todo el mundo sabe al menos, qué signo solar lo rige y ahora, con esta época de Urano en Aries (de la selfie ) queremos saber más sobre nosotros mismos, aprender más, conocernos más, adentrarnos más en este mundo interior.

TE PUEDE INTERESAR LEER: DESCUBRE TU MISIÓN DE VIDA

La Astrología, a través de los Horóscopos interpreta de una manera general el saber cuál es la energía disponible para tu signo solar o ascendente (si ya lo sabes) y ahora, en pleno siglo XXI está ahí para todos, no es exclusiva de unos cuantos, sólo que depende de ti saberla utilizar de manera consciente, correcta y sobre todo, responsable. Por supuesto que nunca será lo mismo entenderte y conocerte a través de tu carta natal pues en ella se imprimen datos estrictamente personales, por ponerte algún ejemplo:  tu misión de vida, tus retos y proyectos, tu manera de amar, cómo romper patrones, etc.. pero la curiosidad mató al gato queridísimos y resulta muchas veces entretenido, ameno y hasta divertido leer los horóscopos que rondan ahora por la web.

Te invito a compartir este post con quien vibre igual que tú y a seguirme en las redes sociales.

Facebook de Cuarto para la Luna

Twitter de Cuarto para la Luna

Instagram de Cuarto para la Luna

Bendiciones.

Marvi Cardona

Fundadora de Cuarto para la Luna